ESP
sábado, 18 de noviembre de 2017
Hermandad Salesiana del Stmo. Cristo del Amor
Visitas 1
75 años de silencio en el Miércoles Santo montillano
Valoración: 7/10
 

Historia Hermandad hasta 1990

Realizada por FRANCISCO SOLANO CARMONA JIMENEZ, siendo Hermano Mayor de dicha Hermandad, para su publicación en el Boletín de la Asociación de AA. AA. Salesianos “Nuestro Ambiente”, con motivo de las “BODAS DE ORO” (1.940-1.990) de la Hermandad.

HISTORIA DE LA HERMANDAD DEL STMO. CRISTO DEL AMOR

De todos es conocido, que la Hermandad del Santísimo Cristo del Amor, está constituida en el seno de la Asociación de AA. AA. Salesianos.

Nace a raíz del fervor y devoción que se le tenía y sigue teniendo a esta imagen, y por consecuencia, fruto de esta piedad y de las inquietudes de la Junta Directiva de la Asociación, en corto espacio de tiempo y tras laboriosas gestiones llevadas a cabo por la comisión organizadora creada para tal fin, y presidida por D. Manuel Luque Velasco (q.e.p.d.), que con su cuidado y esmero se convirtió en el primer Hermano Mayor y alma de la Cofradía. Se funda esta Hermandad en el año 1.940, haciendo su primera Estación Penitencial el Miércoles Santo día 9 de Abril de 1.941.

Al encontrarse establecida en el seno de la Asociación, funciona como una vocalía más de la misma, constituyéndose en la “Vocalía de Piedad”, hoy denominada “Vocalía de fe y formación religiosa”; por lo tanto, los datos para esta historia están sacados del Libro de Actas de la Asociación, así como de un pequeño libro de crónicas, cariñosamente escrito y cuidadosamente custodiado por el que es el primer Consiliario de nuestra Hermandad, Rvdo. D. Antonio Sardón Rodríguez, y, que gustosa y amablemente nos ha cedido para nuestro archivo.

Veamos lo que nos dice la historia:

”Según acta del 14 de Enero de 1.940, se reúnen en Junta General la Asociación de AA. AA. Salesianos, bajo la presidencia de los Rvdos. Sr. Director D. Sebastián Mª Pastor y Sr. Consiliario D. Antonio Sardón, con la asistencia del Presidente: D. Francisco Duque Ruiz, Secretario: D. Rafael Rivas Jurado, Tesorero: D. Manuel Gómez Salas y unos 250 socios más.

Tras las oraciones de costumbre, tomó la palabra el Sr. Director para saludar a los reunidos y agradecer su asistencia, elogiando la actuación de la Junta y animando a los presentes para la elección de una nueva Junta, trazando las normas a seguir y ofreciéndose incondicionalmente a la Junta que salga elegida.

Seguidamente habló el Presidente, quien dio a conocer la decisión tomada por la Junta Directiva, de dar paso al elemento joven, cuyas energías y trabajos sepan llevar a la Asociación, al lugar que se pretende.

El Consiliario Rvdo. D. Antonio Sardón, dio a conocer los nombres de una posible nueva Junta, que aceptada por los asistentes, se forma de la siguiente manera:

Presidente: FRANCISCO RUZ SALAS.

Vice-presidente: ANTONIO JIMENEZ VELASCO.

Secretario: ANTONIO JIMENEZ DUQUE.

Tesorero: JOSE DELGADO ARIAS.

Vocales: FRANCISCO S. SANCHEZ MARAVER (Música).

JOSE COBOS JIMENEZ (Prensa y Propaganda).

JOSE ROMERO LUQUE (Piedad).

RAFAEL BLANCA SANCHEZ (Juegos de Salón).

JOSE Mª AGUILAR GOMEZ (Aspirantes).

MANUEL PORTERO MARQUEZ (Biblioteca), y

ANTONIO CARRASQUILLA PEREZ (Deportes). Dándose por acabada la Asamblea”.

 

El 27 de Febrero, ya se muestra un interés por la creación de la Hermandad, y se acuerda en Junta el fundar la Hermandad del Cristo del Amor, que saldrá procesionalmente en Semana Santa, el Miércoles por la noche.

El 16 de Junio se aprueba la dimisión presentada por el vocal Sr. Blanca Sánchez y se proponen para sustituirle y aumentar en número de miembros, a los Sres. D. Manuel García Gil y D. Manuel Luque Velasco, quedando así compuesta la Junta Directiva de la cual nacería nuestra Hermandad.

El 22 de Septiembre bajo la presidencia del nuevo Director Rvdo. Sr. D. Francisco Mª Fernández, se reúne la Junta Directiva y entre otros asuntos acuerdan dedicar sus esfuerzos para la formación de la Hermandad y crear una Junta ó comisión organizadora de la misma; pero es en la próxima reunión del día 7 de Noviembre, donde al abordarse de nuevo el problema de la Hermandad, se designa para su organización al Vice-Secretario de la Asociación Sr. Luque Velasco, quien a su vez nombrará una comisión que le ayude de entre elementos ajenos a la Junta Directiva. Él servirá de enlace entre ésta y aquella comisión.

Tres días después, la comisión de la Hermandad formada por el Sr. Luque Velasco como presidente y los socios Angel Gaya Sisternes, Solano Maraver y José Hidalgo Laguna, celebra su primera reunión con el Sr. Director del Colegio, para estudiar las bases generales de la nueva Hermandad.

El día 8 de Febrero de 1.941. dicha Junta compuesta además de los Sres. antes citados, por Francisco Trillo y asistiendo también como asesor eclesiástico el Rvdo. Sr. Director, celebra una importante reunión en la que se acuerda entre otras cosas, enviar una carta-circular a todos los exalumnos del Centro Don Bosco, Cooperadores y amigos de la Obra Salesiana en Montilla.

En dicha carta enviada el 12 de Febrero y suscrita por el Sr. Director, el Sr. Arcipreste y la Junta de la Hermandad, se pide que una vez más se dé muestras del profundo sentido católico, prestando la colaboración al adherirse a la “Hdad. del Cristo del Amor”, con el sano deseo de crear una Cofradía dentro de una alta disciplina y religiosidad, como corresponde a cuantos actos van encaminados a la celebración de los cultos de nuestra querida Madre, la Iglesia.

Se notifica, que hará su desfile por nuestra ciudad en la próxima Semana Santa, como fruto de las dos cosas que se exigen: piedad y sacrificio; pues es criterio firme de la Directiva, que dicha Hermandad sea la de la fe y el amor a Cristo por excelencia, apartando de la misma y sobre todo en su desfile, el bullicio y la vistosidad, para ser sustituidos por la piedad más profunda.

Constará de dos ramas: Femenina y Masculina, siendo ésta última la encargada de llevar el peso de la misma, y obligatoria su asistencia tanto a los cultos solemnes en honor del Cristo, así como a la procesión en la noche del Miércoles Santo (Siempre que no haya causa justificada).

No se fija cuota alguna, pero se aceptan cuantos donativos se hagan para así poder sufragar los gastos de los distintos actos, procesión y las diversas actividades que la Junta de Gobierno estime oportunas, para nuestras vivencias, participación, formación y para mayor gloria de Dios.

En la siguiente reunión de la Junta de la Asociación, celebrada el 26 de Febrero, el Sr. Luque Velasco expone los trabajos llevados a cabo por la Junta de la Hermandad, que dignamente dirige y explica con todo detalle la construcción del “paso”, forma y adornos que debe llevar, siendo todo ello del agrado de los asistentes. Pasó a detallar la forma y condiciones a que han de atenerse los cofrades y recordó lo que en anteriores reuniones se había convenido, que la salida procesional tendría lugar el Miércoles Santo, a las 11 en punto de la noche. También se acuerda en dicha reunión, el día 19 de Marzo, como el primero del Quinario en honor del Cristo del Amor.

Así las cosas, comienzan a llover las adhesiones de los Asociados a la Hermandad, y tras previa invitación hecha por el Presidente de la misma Sr. Luque Velasco, mediante envío de octavillas-citaciones a todos los hermanos, el día 9 de Marzo de 1.941 tiene lugar la <sesión de=”” hermandad=”” inaugural=”” la=””>.

La crónica dice así:

“9 de Marzo de 1.941.- Sesión inaugural de la Hermandad del Santo Cristo del Amor, en el Salón de Actos del Colegio. Ocupó la presidencia el Muy Rvdo. Sr. D. Florencio Sánchez, junto con los componentes de la Junta de la Hermandad.

Abrió la sesión con unas breves palabras el Sr. Director Rvdo. D. Francisco Mª Fernández, luego el Presidente Sr. Luque Velasco expuso en líneas generales el plan general de organización y las posibilidades que hay para la procesión de este año. Finalmente el Sr. Inspector, después de felicitar a la activa Junta de la Hermandad, dio unas normas muy atinadas sobre el espíritu que debe animar a todos en esta magna empresa que vamos a acometer: disciplina, cristianismo práctico, amor a Dios y al prójimo.

Días 19, 20, 21, 22 y 23 de Marzo.- Solemne Quinario que la Hermandad del Santo Cristo del Amor dedica a su Titular. Toma parte juntamente con la orquesta y coro de exalumnos, un grupo de cantores de las Escuelas Externas. Se ejecutan diversas piezas de los maestros Bordese, Fioravanti y Ventura Iñiguez; un Tantum-ergo de Zaninetti y la Misa del Santísimo Sacramento de Rivera Miró. Todas las noches predicó el Rvdo. Sr. Director. En la función del día 23 presidieron juntamente con él, la Junta de la Hermandad y autoridades de la ciudad. La concurrencia de público muy numerosa, especialmente la última noche. Ya se está construyendo el “paso” del Santo Cristo y los demás accesorios para la procesión de la próxima Semana Santa. Muchas personas invitadas por el Sr. Director desde el púlpito, responden con generosidad y costean todos los gastos”.

A continuación se reproduce la carta enviada por el Presidente de la Hermandad a todos los hermanos, cercano ya el día deseado. En ella, se enumeran las normas a que deben atenerse para la Estación de Penitencia, y se comunican tanto el itinerario a seguir, como las principales paradas con estación del Vía-Crucis.

CARTA CIRCULAR Nº 2

Sr. D.

Calle núm.

 

 

Próxima ya la fecha en que el Santisimo Cristo del Amor ha de recorrer procesionalmente las calles de nuestra ciudad,me parece oportuno dar a conocer las normas generales, a las que han de ajustarse los Hermanos en el solemne acto:

1.ª Ateniéndose a las normas de admisión, recuerdo la obligación de asistir a la procesión, a costa de cualquier sacrificio.

2.ª El paso del Santo Cristo saldrá de la Capilla de María Auxiliadora el Miércoles Santo a las 11 en punto de la noche; por consiguiente, todos los Cofrades deberán encontrarse en ella a las 10’30, hora en que se cerrará la puerta de entrada.

3.ª Podrán formar en la procesión solamente los Hermanos del Santo Cristo, a quienes se entregará en el momento de la salida, el distintivo correspondiente.

4.ª Contamos con escaso número de velas, al precio de 4 pesetas. Procuren, pues, los Hermanos, recogerlas a la mayor brevedad en el Centro de Antiguos Alumnos.

5.ª Se ordena riguroso silencio y absoluta disciplina durante todo el trayecto de la procesión.

6.ª Itinerario: Colegio, Arcipreste Fernández Casado, P.Miguel Molina, Plaza de José Antonio, José de los Angeles, Gran Capitán,José Mª Pemán, Calvo Sotelo, José María Carretero, Dr. Albiñana, Navarra, San Fco.Solano, Jiménez Castellanos, José María Alvear, Teniente Gracia, Plaza José Antonio, P. Miguel Molina, Arcipreste Fernández Casado y Colegio Salesiano.

7.ª Paras principales con estación del Via-Crucis: Colegio, Plaza de José Antonio, Navarra, Parroquia de San Francisco Solano, Ayuntamiento, Plaza de la Purísima, P. Miguel Molina y Capilla de Mª Auxiliadora.

Esperando el exacto cumplimiento de estas normas, a las que debe acompañar en todos los Hermanos un espíritu profundamente religioso, se despide atte. vuestro affmo.

Manuel Luque Velasco

PRESIDENTE

 

Así narra el Rvdo. Sr. D. Antonio Sardón, la crónica de esta fecha, tan importante para nuestra Hermandad:

“DIA 9 DE ABRIL DE 1.941.- A partir de este año cuenta Montilla con una Hermandad más, la del “SANTISIMO CRISTO DEL AMOR”, que se venera en la acogedora capilla de María Ausiliadora del Colegio Salesiano.

Después de una labor preparatoria relativamente breve, a la que los Padres Salesianos y la Junta Directiva de la Hermandad, han sabido imprimir el celo y el dinamismo que exigían las circunstancias, el día 9 el anhelo de todos, ha sido una realidad consoladora.

Según anunció el Presidente Sr. Luque Velasco cuya labor en pro de la organización y salida de esta procesión es digna de todo encomio, el Miércoles Santo salió del Colegio Salesiano el Cristo del Amor, exactamente a las 11 en punto de la noche. La salida del Cristo ha sido pues, en primer término una ejemplar lección de puntualidad, que con tanta negligencia acostumbramos los españoles a observar.

Momentos antes el Sr. Director del Colegio se dirigió a quienes formaban la procesión, invitándoles a que durante el recorrido de ella ajustaran su conducta a las consignas dadas: Observar un riguroso silencio y una absoluta disciplina. Sus últimas palabras fueron para decir que todos acreditaran a los ojos de la ciudad de Montilla con su comportamiento, su calidad de caballeros católicos.

Salió el Santísimo Cristo del Amor como se ha dicho, a las 11 en punto de la noche, siguiendo el itinerario previsto. En los lugares convenidos se rezó la estación del Via-Crucis, hincándose todos de rodillas al comenzar el Sr. Consiliario que lo dirigía, el Padrenuestro. Nada podemos añadir al comentario que la ciudad de Montilla ha dedicado a la procesión. Comentario de caluroso elogio y simpatía. Todos comprobaron que esta Hermandad tiene un matiz nuevo, distinto al de otras Hermandades. La pluma es pobre para acertar a describirlo.

Las recomendaciones que se dieron al principio fueron observadas con rigor por los hermanos cofrades. El silencio era absoluto y solamente era interrumpido de cuando en cuando por una saeta, manifestación clásica del fervor y del dolor del pueblo, ante la representación anual de la Pasión.

A la una y media de la madrugada volvió el Cristo del Amor a su capilla del Colegio, donde se rezó la última estación del Vía-Crucis. El Sr. Director se dirigió nuevamente a los presentes para exteriorizar su satisfacción por el espectáculo ejemplar que ofreció la procesión a la ciudad de Montilla. Terminó deseando que el Señor derramara sus bendiciones sobre quienes tan fervorosamente lo habían acompañado en procesión.

Nadie titubea al afirmar, que teniendo en cuenta el éxito obtenido por esta Hermandad en su primera salida, todos esperarán impacientes en años sucesivos, cuando el tiempo haya dado lugar a otros perfeccionamientos el día en que puedan contemplar como este Miércoles Santo, un espectáculo desconocido, un espectáculo nuevo de fervor: LA PROCESIÓN DEL SANTISIMO CRISTO DEL AMOR”.

En Noviembre de 1.941 se acuerda la adquisición de un estandarte-bandera, que se ve realizado, así como de crucifijos-insignias, que serían impuestos durante el Quinario al Cristo del Amor, en la Cuaresma de 1.942.

Asimismo y como curiosidad, la crónica nos relata de la asistencia de hermanos a los desfiles procesionales en estos primeros años. Dice así:

“El día 1 de Abril de 1.942 a las 11 en punto de la noche, con el recogimiento y disciplina acostumbrados, 400 hermanos del Santo Cristo del Amor, sacaron a su Titular en procesión por las calles de Montilla; y el 21 de Abril de 1.943, por tercer año consecutivo, salió la procesión con la asistencia de 200 hermanos y con una hora de retraso, debido a la insistente lluvia que no dejó de caer hasta un cuarto de hora antes de las doce. A partir de esa hora, las nubes se disiparon, el viento se sosegó y apareció con toda su hermosura la luna llena. Al término de la misma el Sr. Director emocionado, dirigió unas palabras de felicitación a todos los valientes, que desafiando al temporal habían participado en la procesión”.

A este respecto, habría que reseñar según las personas mayores y más antiguas en nuestra Hermandad, dicen no recordar que nuestra Estación Penitencial haya dejado de salir nunca, y sí que se haya atrasado un poco por inclemencias del tiempo. Sirva esto como dato anecdótico.

En Enero de 1.943, se acuerda encargar al artista cordobés Sr. Ruiz Olmos la actual talla del Cristo del Amor, haciendo su primera salida procesional en el año 1.944. La antigua talla se encuentra en la actualidad venerada al culto en la capilla del Colegio Salesiano del pueblecito gaditano de San José del Valle. También se acuerda la adquisición de 6 bordones para los directivos; 8 túnicas para los hermanos que llevan el “paso”; y 30 túnicas más para los que quisiesen adquirirlas.

Año tras año se confeccionan nuevas túnicas, que se van vendiendo a los hermanos solicitantes y las sobrantes, se arriendan hasta tanto se puedan vender.

Poco a poco nuestra Hermandad se va consolidando y engrandeciendo al mismo tiempo, hasta llegar a la actualidad con un número de hermanos asociados superior a los 1.000, haciendo salida en el desfile procesional aproximadamente 900 penitentes.

En el transcurrir de los años, jamás ha perdido en lo más mínimo su excelente organización y espiritualidad, viéndose acrecentar el número de cofrades, y con una gran participación de juventud, que esta noche reza y medita silenciosamente la Pasión de Cristo; como también con la colaboración del pueblo de Montilla, con su respeto, su silencio y su oración.

Hace su desfile en completo silencio, del que se contagian cuantos presencian su paso, mientras públicamente se meditan las estaciones del Vía-Crucis. Sus interminables filas de nazarenos con túnica negra y faroles encendidos (Tulipa de color rojo), dan gran vistosidad a la procesión. Consta de un solo “paso” con la imagen del Titular, obra del escultor cordobés D. Amadeo Ruiz Olmos.

Esta breve pero grandísima historia tiene su mérito y su fundamento en base a dos aspectos esenciales de las personas: una calidad humana y una vivencia cristiana, fruto de la educación recibida en nuestro Colegio. Todo ello, plasmado en unas directrices marcadas, como son: nuestros Estatutos, que resumidos dicen así:

“La Hermandad del Santísimo Cristo del Amor se crea como sección de Vida Religiosa de la Asociación de AA. AA. Salesianos. Se propone fomentar el Amor a Jesucristo, en el Misterio de su gloriosa Crucifixión.

Dará testimonio de su espiritualidad, con el esfuerzo por parte de todos los hermanos, por cumplir en todo momento el Mandamiento del Amor. Cuidará de la formación de los hermanos a través de los cauces formativos y apostólicos de la Asociación y mediante actos específicos organizados por la propia Hermandad. Celebrará en Semana Santa una Estación de Penitencia, durante la cual realizará comunitariamente el ejercicio del Santo Via-Crucis. Esta Estación debe ser testimonio del auténtico significado de la Pasión salvadora de Cristo, y ejemplo de reflexión, penitencia, orden y austeridad.

Pertenecen a la Hermandad ante todo y por derecho propio, todos los miembros de la Asociación. También los amigos y simpatizantes de la Obra Salesiana que hayan cumplido los 14 años y profesen la religión Católica, sin distinción de sexo, con los mismos derechos y obligaciones.

Para contribuir a los gastos, los hermanos se comprometen a hacer un donativo anual, al recibir la carta-citación para los cultos y Estación Pnitencial. Están obligados a cumplir los Estatutos; a aceptar las decisiones de la Junta de Gobierno; a colaborar y asistir a todos los actos de culto que se celebren; a acompañar al Stmo. Cristo del Amor en su desfile procesional; y que como miembros activos de la Familia Salesiana, se mostrarán en todo momento fieles realizadores de las enseñanzas recibidas, dando testimonio de su formación espiritual, con la frecuencia de los Sacramentos, la devoción a la Virgen Auxiliadora, obedeciendo al Papa y al Obispo de la Diócesis, y practicando la caridad para con los necesitados.

La túnica adoptada será de color negro, con cubre-rostro y capirote de igual color. En la parte inferior del cubre-rostro, aproximadamente en el pecho, irá la cruz trebolada blanca, insignia de la Hermandad. A la cintura se ceñirán con fajín ancho de esparto de 10 cms. aproximadamente. También llevarán guantes blancos.

Durante la Estación de Penitencia habrán de cumplirse las siguientes normas: Guardar silencio absoluto; conservar la distancia que se asigne con respecto al hermano que le precede y no mirar hacia atrás en todo el itinerario; observar obediencia absoluta a los directivos encargados del orden, aceptando con espíritu de penitencia el lugar y misión que les fuesen asignados. Desde su domicilio y hasta la entrada en el Templo, los hermanos tendrán la obligación de permanecer con el rostro cubierto y no utilizarán ninguna distinción que pudiese diferenciarlos de los demás.

Los atributos de la Hermandad estarán constituidos por una bandera de color negro con la cruz trebolada, bordada en blanco; y bordones niquelados que en su parte superior y cerrada en circulo, llevan la cruz de la Hermandad. La Hermandad no hará ostentación de riquezas, manifestándose con sencillez y sobriedad en los atributos, túnicas y “paso” del Titular.

Dentro de la Cuaresma se celebrará anualmente un Quinario ó al menos un Tríduo en honor del Stmo. Cristo del Amor, terminando estos cultos con un solemne besapiés.

El día fijado para la Estación Penitencial es el Miércoles Santo a las 11 en punto de la noche, partiendo de la Iglesia-Santuario de María Auxiliadora. El itinerario no será siempre el mismo, sino que cada año será convenientemente cambiado, para que la presencia de esta Hermandad llegue a ser posible, a todos los hogares de Montilla.

Además de éstos, existen una serie de artículos referentes a la organización de la Junta de Gobierno; a las Juntas Generales, y a las elecciones del Hermano Mayor, pues es el único cargo elegido en Asamblea, ya que los demás componentes de la Junta de Gobierno son los mismos de la Asociación de AA. AA. Salesianos, correspondiendo el cargo de Vice-Hermanos Mayor, al Presidente de la Asociación”.

Varios han sido los Hermanos Mayores que han regido los destinos de la Hermandad a lo largo de estos 50 años de historia, intentando cumplir y haciendo cumplir estos Estatutos por el bien de la misma. Sus nombres y fechas de sus respectivos mandatos son:

1.940 – 1.942 MANUEL LUQUE VELASCO.

1.943 – 1.954 FRANCISCO DUQUE RUIZ.

1.955 – 1.958 MANUEL LUQUE VELASCO.

1.959 – 1.974 ANTONIO MERINO MENDEZ.

1.975 – 1.982 FRANCISCO MUÑOZ CARRASCO.

1.983 – 1.986 JOSE Mª PORTERO CASTELLANO.

1.987 MANUEL MUÑOZ CASAS (en 1.988 fue elegido Presidente de la Asociación de AA. AA. Salesianos).

1.988 – 1.989 FRANCISCO SOLANO CARMONA JIMENEZ.

1.990 – …….. FRANCISCO MARQUEZ BUJALANCE.

 

Ha sido una preocupación constante de los Hermanos Mayores el trabajar por una Hermandad viva, luchando por la colaboración y participación de los hermanos, haciendo que los valores cristianos estén siempre presentes en nuestra vida cotidiana. Fruto de estas inquietudes son los distintos actos, realizaciones y actividades que a lo largo de los años se han ido creando, y de este modo preocupándose por la continuidad de la Hermandad.

Así, en el período del primer Hermano Mayor Manuel Luque Velasco (1.940-1.942), que con su fervor, sabiduría, humanidad y ejemplo, funda nuestra Hermandad dándole un carisma especial, distinto al de las demás Hermandades (según comentarios de su tiempo). Se efectúa la adquisición de un estandarte-bandera y se impone los crucifijos-insignias.

Bajo el mandato de Francisco Duque Ruiz (q.e.p.d.) (1.943-1.954) se realiza la actual talla de nuestro Cristo; bordones, y se comienza la confección de la indumentaria característica de los hermanos penitentes. Con motivo de recaudar fondos para la Hermandad, se proyecta la película basada en la vida de San Juan Bosco “Un hombre de leyenda”. Se asiste a la bendición de una imagen de Don Bosco, en la vecina villa de Castro del Río, al aceptar la invitación del Sr. Párroco de aquella villa, y celebrando con tal motivo un acto de propaganda salesiana. Se organiza una magna manifestación de toda la Familia Salesiana, para asistir al solemne besapiés de nuestro patrono San Francisco Solano, en el Año Jubilar del IV Centenario de su nacimiento. Se colabora en los actos del Cincuentenario Salesiano en nuestra ciudad.

Nuevamente toma las riendas de la Hermandad Manuel Luque Velasco (1.955-1.958), y nada más comenzar su andadura propone: la adquisición de un nuevo “paso” para nuestro Titular; que anualmente se celebre un besapiés del Cristo del Amor; que el itinerario de la procesión sea cambiado anualmente, teniendo en cuenta los distintos lugares en que viven los Asociados, siendo éste aprobado por la Junta, a propuesta y presentado por el Hermano Mayor (en años anteriores la procesión siempre recorrió el mismo itinerario, que es el que figura en la carta-circular, antes reproducida). Durante estos años se organizan Ejercicios Espirituales.

Decir Hermandad del Santísimo Cristo del Amor, es decir Manuel Luque Velasco, quién desde su creación ha sido siempre un gran animador de la misma y del cual nacieron muchas de las ideas realizadas y de las normas por las que también hoy nos regimos, y unas veces como Presidente de la Asociación y otras como vocal o Hermanos Mayor, siempre estuvo vinculado a la Hermandad, por lo que se le denomina fundador y alma de la misma.

Del período relativo a Antonio Merino Méndez (1.959-1.974), sólo se sabe que durante el mismo se celebraron las “Bodas de Plata” de nuestra Hermandad, con la solemnidad acostumbrada por nuestra Asociación y Hermandad. Se entra a formar parte en la Agrupación de Cofradías y se colabora en los actos que se organizan con motivo de la celebración de los 75 años de la llegada de los Salesianos a Montilla. Y, digo que solo se sabe, porque debido a que en un largo tiempo no existe apenas documentación de la Hermandad, y por ello no se dispone de material suficiente. Cierto es, que éstos fueron unos años difíciles y que a pesar de todo, nuestra Hermandad no perdió nunca su organización y se mantuvieron las actividades y cultos, así como el desfile procesional.

Bajo la dirección de Francisco Muñoz Carrasco (1.975-1.982), se produce una fase importante en la Hermandad, y como resultado de su trabajo se elaboran y aprueban los primeros Estatutos, que con el tiempo se han ido perfeccionando según las necesidades. En el año 1.976 se construye un sencillo y elegante “trono”, obra del artista local Antonio Herrador Navarro, que poco a poco se complementa y que es el actual “paso”, contando con un mecanismo para inclinar al Cristo, en los casos de difícil avance por la escasa altura de obstáculos en el itinerario. Se adquieren las potencias para la imagen y los faroles que acompañan a la Cruz de Guia. Se organiza una Jornada de Convivencia cultural Córdoba-Montilla en el Club Santuario de Córdoba, con el deseo de estrechar lazos de amistad con los paisanos residentes en la Capital y hacerles vivir en unas horas el recuerdo de su patria chica y sus desfiles procesionales, en visperas de Semana Santa. Se adquieren los faroles que hoy día se siguen utilizando y que con el color rojo de la tulipa dan mayor lucidez y vistosidad a nuestro desfile. Se crean: el Concurso Literario “Miércoles Santo y el Cristo del Amor” y el Concurso de Belenes, y se comienzan a celebrar las misas por los hermanos difuntos. Contribuye en la creación de nuestra filial y hermana “Hermandad del Stmo. Cristo del Amor” del Llano del Espinar, en la Sierra de Montilla.

Durante su mandato hubo de soportar el desmantelamiento de nuestra Iglesia-Santuario y que al grito de “ELLA LO HACE TODO”, años después es una grandiosa realidad ver la restauración de la misma, bajo la dirección del Presidente de la Asociación Rafael Delgado Luque-Romero, al frente de la Junta Directiva, con el slogan de “MONTILLA POR Mª AUXILIADORA”. También introduce en el desfile cruces de penitencia, para aquellos cofrades que quieran portarlas.

Es un hombre de grandes innovaciones. Si Manuel Luque Velasco fue una figura esencial para la Hermandad, Francisco Muñoz Carrasco es el hombre clave y revulsivo que aún en tiempos también difíciles y poniendo todo su empeño, conocimientos, etc., supo dar el impulso necesario y en el momento preciso, para llevar a la Hermandad a cotas muy altas difíciles de superar.

Y cuando parecía estar todo hecho, le sucede en el cargo José Mª Portero Castellano (1.983-1.986), quien en su presentación en el Boletín de la Asociación “Nuestro Ambiente”, exponer claramente sus ideas y proyectos, que se ven hechos realidad posteriormente. A partir de entonces la Hermandad organiza las eucaristías de las celebraciones, tanto de las Asociación como de la Hermandad, en las que se introduce la participación más directa de los asociados. Si en años anteriores se habían organizado Ejercicios Espirituales, ahora se organizan retiros de la Junta Directiva; en el Boletín Informativo de la Asociación, se introduce una columna de la Hermandad, en la cual se hacen las comunicaciones y acontecimientos relevantes de la misma, y de los hermanos. Al estar la Iglesia ya restaurada, se construye el altar a nuestro Cristo; se adquiere una emisora para mejor sonorización del Vía-Crucis por las calles de la ciudad, el Miércoles Santo. Se compran tambor y más bordones; se sustituye los cuatros candelabros del “paso” por cuatro hachones, entendiendo que darán más sobriedad y mayor recogimiento al “paso” del Cristo. Se adquiere el troquel de las tulipas de los faroles, así como un número considerable de tulipas, con lo que no habrá problemas de faroles en muchos años. Introduce la eucaristía del Miércoles de ceniza con acto penitencial. Participa en el Vía-Crucis los viernes de Cuaresma, organizado por la Hdad. de Nuestro Padre Jesús Nazareno; proyecta la película “La Pasión de Cristo” para Colegios y también una función a beneficio de Cáritas. Se organiza una eucaristía participada de la Junta, todos los primeros jueves de cada mes, antes de comenzar las reuniones. Tiene lugar a partir de 1.985 una actividad muy entrañable y llena de cariño, como es el día de convivencia con los ancianos del Asilo-Hogar de San Rafael y enfermos del Hospital, y en una fecha tan importante como el “Corpus Christi”.

No cabe la menor duda de que José Mª Portero Castellano ha sido un buen Hermano Mayor, que con su trabajo ha sabido realzar e impregnar ese espíritu cristiano y salesiano que caracteriza a nuestra Hermandad.

Le sustituye en el cargo Manuel Muñoz Casas (1.987), que estuvo al frente de la Hermandad tan solo un año, ya que en 1.988 fue elegido Presidente de la Asociación de AA. AA. Salesianos. Aunque es corto el espacio de tiempo de su mandato, también colabora con eficacia a enaltecer nuestra Hermandad. Así, en representación de nuestra Asociación, acude a una mesa redonda en Aguilar de la Frontera con un grupo de AA. AA. Oblatos y su Comunidad, deseosos éstos de organizar una Asociación de AA. AA. Oblatos, habiendo solicitado nuestro asesoramiento. En colaboración con la Asociación de AA.AA. del Rebaño de María de nuestra ciudad, se organiza una conferencia en el Salón de Actos del Colegio Salesiano, que sobre la autenticidad de la Sábana Santa, impartió el Padre Jorge Loring (S.J.). Mantiene relación con Cáritas; colabora en la restauración del Campanario de nuestra Iglesia-Santuario, así como en la convivencia con un grupo de enfermos del Hospital Psiquiátrico de Córdoba, que acompañados de un grupo de cursillistas nos visitaron.

Pero anteponiéndola a todas las actividades, yo destacaría en Manolo Muñoz su inquietud constante y apoyo incondicional hacia los jóvenes, que vería el fruto de su esfuerzo siendo ya Presidente de la Asociación. Sin ningún género de dudas Manolo ha sido un digno Hermano Mayor.

Francisco Solano Carmona Jiménez. En cuanto a mí solo os puedo decir que en 1.988 tomo las riendas de la Hermandad, con la pretensión de seguir la línea de mis antecesores, obrando con la sencillez y prudencia que nuestros estatutos nos exigen, y continuando las actividades que se venían programando, con un único fin: aumentar la espiritualidad, la participación y el compromiso por parte de todos. Creo que este año en que celebramos las “Bodas de Oro” de nuestra Hermandad, nos puede hacer mucho bien si caminamos unidos con espíritu de verdadera hermandad.

Tanto para Manolo Muñoz como Presidente, como para mí ha sido un gran orgullo el haber vivido bajo nuestro mandato la Conmemoración del 75 Aniversario de la Asociación; el Centenario de la Muerte de Don Bosco; la creación de la Hermandad del Stmo. Cristo de la Juventud (del Grupo Joven) y los actos de la traída del Sagrado Cráneo de nuestro patrono San Francisco Solano.

Durante mi período, un acto emotivo ha sido la Jornada de convivencia con la Hermandad del Stmo. Cristo del Amor, del Llano del Espinar, que fue una agradable experiencia.

Solo la mitad de mi mandato he llegado a cumplir al frente de la Hermandad, ya que cuando con tanta ilusión estaba trabajando en el proyecto de estas “Bodas de Oro”, por prescripción facultativa me he visto en la necesidad imperiosa de presentar la dimisión irrevocablemente. Y esto solo tiene un significado, que las personas pasamos pero queda lo fundamental la “Institución”; prueba evidente de ello es que siempre que ha hecho falta, ha habido personas dispuestas a dar ese paso adelante para aportar su granito de arena y trabajar por la Hermandad, que es lo que verdaderamente importa, como es el caso de mi sucesor.

Francisco Márquez Bujalance (1.990-……….), de familia muy cristiana y salesiana, joven, con mucha ilusión y unas ganas enormes de trabajar, será el encargado de conducirnos durante cuatro nuevos años de nuestra historia, haciéndose cargo de la Hermandad en un año muy importante.

Si importante ha sido el pasado, no menos aún debe ser el celebrar nuestras “Bodas de Oro”, así como hacer realidad la restauración de la imagen de nuestro Cristo; o sea, el presente y el futuro, para seguir haciendo historia de nuestra Hermandad y para caminar cristianamente madurando en la Fe.

Pero toda esta historia, no ha sido posible exclusivamente del trabajo de los distintos Hermanos Mayores, sino de sus respectivas Juntas de Gobierno, que han colaborado duramente para que ésta sea una realidad, así como de muchisimas personas ajenas a dichas Juntas.

También han tenido una parte importantísima los distintos Consiliarios, quienes con su entrega y colaboración hicieron posible nuestra preparación y formación para poder llevar a cabo estos 50 años de historia de ésta creo, que gran Hermandad y que como muestra de agradecimiento paso a relacionarlos por orden de sucesión:

Rvdo. Sr. D. ANTONIO SARDON RODRIGUEZ (fundador).

“ “ “ ANTONIO SANCHEZ DELGADO.

“ “ “ RAFAEL LOPEZ GONZALEZ.

“ “ “ ANTONIO FERRETE CARRASCO.

“ “ “ MIGUEL PUERTO.

“ “ “ MANUEL VEGAS SANTOS.

“ “ “ JUAN MANUEL CERECEDA.

“ “ “ AVELINO GONZALEZ PATIÑO.

“ “ “ JOSE LUIS RAMOS MARTIN.

“ “ “ ERNESTO GARCIA GONZALEZ.

“ “ “ FRANCISCO CARRILLO QUERO.

“ “ “ ANTONIO FERRETE CARRASCO (por segunda vez y el actual).

Es justo reconocer que la recopilación de todos los datos ha sido posible gracias a Francisco Cabello Requena, que desde su entrada en la Junta y aún después de cumplir su período en la misma, se ha entregado a la Hermandad y ha dedicado gran parte de su tiempo en cuidar el archivo.

Breve pero bonita e interesante historia de nuestra Hermandad, que es la Decana de entre las existentes en las Asociaciones de AA. AA. Salesianos de España, y me vais a permitir que la concluya cometiendo una pequeña falta, consistente en pronunciar una exclamación que tan solo se dice una vez al año, subiendo la Cuesta del Silencio en la noche del Miércoles Santo:

¡¡VIVA EL CRISTO DEL AMOR!!

FRANCISCO SOLANO CARMONA JIMENEZ

Montilla, a 28 de Enero de 1.990

Dosatic S.L. © 2017
Site desarrollado por DYNAMO 3.5

Política de Privacidad